Tecnología utilizada en la Universidad Politécnica de Tokyo

Tecnología de Emotion Explorer Lab, ha sido utilizado por Javier Pazos, estudiante del Máster de Videojuegos en la Universidad Politécnica de Tokio.

Javier Pazos Sugrañes

Javier Pazos Sugrañes, es un estudiante del Máster en Planificación de Videojuegos en la Universidad Politécnica de Tokio, estudia planificación de videojuegos, la parte del diseño que consiste en la gestación de la idea base y la escritura posterior del pitch para poder venderla. El segundo curso del máster lo dedicará a su tesina, un videojuego para Youtube basado en vídeos interactivos.

Decidió matricularse en esta universidad para poder tener como tutor a 岩谷徹Toru Iwatani, responsable de videojuegos de gran éxito como el clásico Pacman. Esto supuso un gran giro en su trayectoria profesional, ya que él es en realidad Licenciado en Psicología por la Universitat Autònoma de Barcelona. Este cambio supuso reconciliarse con su verdadera vocación, y de paso aprovechar sus conocimientos de japonés para instalarse en un país donde están algunas de las empresas más importantes del sector. Influyó mucho en la decisión el año de intercambio que cursó en la Universidad Sophia de Tokio (el equivalente intercontinental de un Erasmus) convirtiéndose, tras muchas dificultades burocráticas, en el primer estudiante de psicología que mandasen al país asiático.

Javier ha decidido incorporar la tecnología de Emotion Explorer LAB a su proyecto de Máster llamado “Beyond the game”, en el que debe planificar un juego que represente una innovación significativa. Esto, más difícil de lo que pueda parecer, le ha tenido un tiempo dudando hasta que se ha dado cuenta que el campo de las expresiones faciales está aún por explotar. Su idea consiste en que un videojuego jugado con gafas (que tengan cámara, como las Google Glass) y que se base en las expresiones faciales lo puede jugar todo el mundo y a todas horas. El jugador podría pues jugar con cualquier persona, no sólo amantes de los videojuegos, ya que las expresiones faciales son un acto reflejo de las emociones inherentes a los seres humanos.

Cuando termine el máster en 2014 espera poder unirse a una empresa japonesa, donde pueda coger experiencia y pulir el idioma. Para ello en Japón es importante tener varios pitch interesantes que poder mostrar. Entre ellos tendrá otro juego que contendrá la tecnología de Emotion Explorer LAB, pensado para jugar con la webcam en el ordenador que traspasará las gesticulaciones del jugador a su avatar en tiempo real.