La emoción de emprender

El emprendedor sabe ver oportunidades que otros no ven porque es inconformista, radical por naturaleza, tiene emoción de emprender y descubrir nuevas formas de satisfacer al cliente. Estas son algunas de las ideas que escuchamos la semana pasada cuando el empresario Juan Roig inauguraba la “Marina de Empresas” en el puerto de Valencia, un proyecto que une formación ( la escuela de negocios EDEM), incubación (la aceleradora Lanzadera) e inversión (Angels Capital), una idea totalmente nueva en España que persigue apoyar a los nuevos talentos en el mundo de los negocios.

Su sueño era ayudar a otros a cumplir los suyos. “Pedir” pero también “dar” es parte intrínseca al afán de un empresario y por eso, el propósito de Juan Roig es dejar la “Marina de empresas” como legado a la sociedad. 18.000 metros cuadrados de instalaciones ubicadas en tres de las antiguas bases de los equipos de la Copa América, unas bases que ahora ocupan nuevos barcos, diferentes pero deseosos igual de salir a mar abierto, emprender rumbo y competir en la regata.   Y en este proyecto se ha embarcado también Emotion Research Lab, con la ilusión y la confianza de alcanzar nuevos océanos.

 

Emprendedores Marina de Empresas
Jóvenes emprendedores del proyecto Marina de Empresas con el empresario Juan Roig

 

El emprendedor descubre nuevas formas de satisfacer al cliente

 

Como empresa integrante de Lanzadera, hemos tenido la oportunidad de ver cómo se ha hecho realidad el sueño de uno de los empresarios españoles más consolidados. Pero verlo, no desde fuera, sino desde dentro. Y ello ya supone una enseñanza importante dentro de nuestro camino empresarial.

Aquí aprendemos de la realidad, de hechos, practicando aquello del “learning by doing”. Y el día de la inauguración de la Marina de Empresas fue de nuevo otra clase de realidad contundente. Nunca antes start-ups y jóvenes empresarios habíamos tenido tan cerca a 200 de los ejecutivos más importantes de España: empresarios y directivos de Casa Tarradellas, Bankia, Cortefiel, Chocolates Valor, Ortoprono, Dulcesol, Pollos Planes, Verdifresh. Pero tampoco nunca antes estos empresarios de prolongada experiencia habían podido conocer de primera mano un polo emprendedor como el de la Marina, con multitud de nuevos empresarios con nuevas propuestas, nuevas formas de satisfacer al cliente, nuevas perspectivas en las que quizá nunca antes se habían parado a pensar.

 

Alicia Mora, inauguración Marina de Empresas
Alicia Mora, co-fundadora de Emotion Research Lab, colaboró como guía para los 200 empresarios que visitaron Marina de Empresas

El reconocimiento facial de emociones descubre el verdadero sentimiento del cliente

Sorpresa fue la emoción más destacada cuando los empresarios se acercaron a Emotion Research Lab. Muchos desconocían la tecnología Facial Coding y cómo el reconocimiento facial de emociones ofrece información sobre el verdadero sentimiento de satisfacción del cliente. Por ello, cuando se acercaron, pudimos saber objetivamente lo que pensaron en ese momento sobre nuestro producto, aunque muchos no lo expresaran. Fue un test de producto con uno de los públicos más exigentes y las conclusiones fueron alentadoras.   Sorpresa y felicidad fueron las emociones que mayor nivel registró nuestra tecnología durante la visita. Orgullo y satisfacción, las que todo el equipo de Emotion Research Lab mantiene grabadas. Emociones que monitorizamos cada día para mantener el ímpetu, seguir adelante y estar a la altura de la apuesta que Lanzadera ha hecho por nuestro sueño.