emociones en la radio

Hablando de emociones en la radio

Hemos estado hablando de emociones en la radio. No en vano, como dice el creativo Tony Hertz, “es el medio más emocional que existe”. Las fundadoras de Emotion Research LAB, María Pocoví (en la imagen) y Alicia Mora, han respondido a las preguntas de Radio Nacional de España, Capital Radio y Gestiona Radio, tres emisoras en sintonía con la era de las emociones.

Nuestras emociones son el dato más fiable para saber qué nos gusta o qué nos desagrada. Y nuestras expresiones nos delatan. La inteligencia artificial hace el trabajo que no siempre el ojo humano distingue. A eso se dedica Emotion Research LAB. ¿Cómo? “El sistema funciona de una manera sencilla, usamos visión artificial para poder leer las microexpresiones faciales y un algoritmo matemático lo traduce en emociones. Nos basamos en las teorías científicas iniciadas por Paul Ekman que desentrañan las microexpresiones faciales universales, independientes al tipo de cultura”, explican las fundadoras.

¿Para qué queremos conocer las microexpresiones faciales y cómo nos beneficia? “Distinguimos entre el pico de expresión, aquella más reconocible, y la microexpresión, que es la que nos interesa para predecir la conducta de los consumidores, reacción inmediata del subconsciente que el ojo humano no siempre puede detectar pero la tecnología ahora sí. El marketing y los estudios de mercado han sido uno los primeros campos, es importante entender que estamos descubriendo cómo la persona va a tomar una decisión de compra porque las emociones activan el comportamiento”.

¿Podemos saber quién es el candidato electoral más débil? “En el ámbito de la política hay dos partes muy interesantes, la capacidad de definir los mensajes que van a tener un mayor impacto en el grupo de población que estamos intentando convencer de que nos voten, a la hora de definir una estrategia. Por otro lado, podemos identificar en los propios candidatos el índice de confiabilidad con el que transmiten su mensaje, hasta dónde son veraces. Cuando analizamos debates en tiempo real es muy interesante ver sus verdaderas emociones y las del otro candidato y detectar cuándo es más débil“.