Diez frases de por qué la enseñanza sin emociones fracasa

Diez frases de por qué la enseñanza sin emociones fracasa

¿Por qué la enseñanza sin emociones fracasa? Ni existe una única inteligencia, ni somos seres eminentemente racionales, ni nuestra memoria es un baúl que llenamos de fotos. La memoria, una parte esencial en nuestro aprendizaje, es un animal emocional, selectivo y creativo. El papel de las emociones en el desarrollo humano ha entrado en el debate educativo. Estas son algunas frases que arrojan luz al tema.

  • “Los maestros deben entender que nada que no pase por la emoción nos sirve en nuestro aprendizaje. Solo se aprende aquello que se ama”, Francisco Mora, catedrático de Fisiología humana y doctor en Neurociencias.
  • El estado anímico determina nuestra memoria. Estando alegres prestaremos atención a lo que valoramos como positivo y veceversa”, Gordon Bower, psicólogo cognitivo.
  • “El destino del ser humano está en el cerebro. El objetivo de una buena educación es organizar nuestras emociones para que podamos cultivar las mejores y eliminar las peores”, Antonio Damasio, neurocientífico.
  • Recordamos solo lo que nos emociona. Lo más fascinante del cerebro es su capacidad de empatía, de cooperación, y de adaptación al contexto”, Facundo Manes, neurocientífico y escritor.
  • Estamos dominados por el componente emocional”, Rita Levi-Montalcini, Premio Novel de Fisiología.
  • Las emociones son más potentes que la razón. Permiten al organismo aprender a sobrevivir en entornos hostiles, por eso se han conservado en la historia evolutiva”, Joseph LeDoux, neurocientífico.
  • “Llevamos trabajando con la adolescencia toda la vida, pero ciertos valores, como la autoestima, se adquieren antes. A un adolescente ya es más difícil cambiarlo”, Lorena Crusellas, educadora y fundadora de Prevenir.
  • “Sabemos que la inteligencia emocional existe, sabemos que la necesitamos más que nunca y sabemos cómo desarrollarla, tenemos la oportunidad de enfrentar los retos educativos de una forma nueva, más inteligente”, Pablo Fernández-Berrocal, catedrático de Psicología.
  • Los tests de inteligencia no miden realmente nuestras capacidades, sino sólo la capacidad de resolverlos”, Howard Gardner, neurocientífico.
  • “Dormir es distraerse del mundo”, Jorge Luis Borges, escritor. Olvidar también es importante.